jueves, 19 de septiembre de 2019

Operación Bagration


La Operación Bagration se desarrolló en el frente Oriental entre el 22-6-1944 hasta el 19-8-1944 y debe su nombre al Príncipe Pitor Bagration, el cual luchó contra Napoleón.


La ofensiva se desarrolló desde las actuales Estonia hasta Rumania

Bielorrusia era el centro de gravedad de todo el ejército alemán en Rusia. Incluso con la amenaza de un desembarco en el oeste (Dia D) y la pesadilla que era para el ejército Alemán el frente italiano, el 75% de los efectivos alemanes estaban situados en el frente oriental.
En la primavera de 1944, el Ejército Alemán se encontraba a la defensiva, incapaz de realizar maniobras ofensivas, y con una orden de Hitler prohibiendo cualquier retirada, que a la larga seria nefasta para sus soldados por el avance imparable soviético.
El alto mando alemán no consideraba a Bielorrusia una zona de combate ideal para grandes ofensivas blindadas. Un territorio repleto de bosques y pantanos no era lo mejor para los movimientos mecanizados. Por el contrario, se esperaba el ataque en Ucrania. Tras la movilización de tropas desde Bielorrusia hasta Ucrania, las defensas eran una fuerza básicamente de infantería. Solo una división blindada permanecía activa y las tropas de infantería habían pasado a atrincheradas, con apoyo de la 6º Luftflotte con base en Minsk, que contaba con unos 800 aviones, de los que sólo había operativos 40 cazas ME 109 y unos 450 bombarderos JU 87 y HE 111.
En total los alemanes contaban con 34 divisiones de infantería, 2 divisiones de campo de la Luftwaffe, 5 divisiones de seguridad, 4 divisiones Panzergenadier y 1 división Panzer Además, disponía de divisiones Húngaras, lo que daba un total de 52 divisiones y 400000 hombres, en artillería los alemanes contaban con unas 9500 piezas sumando morteros, cañones y baterías lanzacohetes. Respecto a las fuerzas blindadas, sumaban un total de 553 carros de combate, de los que 480 eran cañones de asalto y un centenar más de cazacarros. Además en el sector de Orsha se contaba con unos 40 Tiger, pero tan sólo 19 estaban operativos el día 23.
Bielorrusia era la región con mayor número de partisanos,  algunos de ellos soldados soviéticos que llevaban desde 1941 escondidos en los bosques tras el rápido avance alemán. Un cáncer que estaba consumiendo la logística alemana y que sería una perfecta quinta columna, la cual funcionó a la perfección durante la ofensiva.
A pesar de las bajas de la campaña de invierno del 43, el ejército rojo había continuado creciendo. Por un lado la conquista de Ucrania y Crimea había añadido de 300000 a 400000 soldados nuevos. Además se habían fabricado 4357 nuevos carros de combate y cañones de asalto y 6000 aviones, y sobre todo, los miles de camiones que dotarían al ejército rojo de una movilidad nunca vista hasta la fecha. Respecto a cañones, aunque el número de estos no había aumentado, se habían reemplazado los viejos cañones y morteros por piezas de mayor calibre dotando a la artillería de mayor poder de destrucción. También fueron reorganizadas las divisiones de infantería, pasando estas a tener de 6000 a 8000 soldados por división.
La nueva doctrina soviética demandaba que a los llamados ejércitos de choque se les diera la misión de penetrar las defensas tácticas enemigas. Cada frente reforzaría estos ejércitos con fuerzas blindadas o mecanizadas según requiriera la situación para aprovechar las brechas abiertas y explotarlas rodeando más tarde al enemigo. Como se puede ver al final la doctrina de Tujachevski fue aceptada por el ejército rojo. Y tras ver la doctrina usada por los alemanes queda claro que las tornas se iban a volver y estos últimos sufrirían en sus carnes la Blitzkrieg.
Los soviéticos reunieron 166 divisiones, de las cuales 124 tomaron parte en el ataque inicial. De ellas serían 118 de infantería, 8 Cuerpos Acorazados, 6 divisiones de caballería, 13 divisiones de artillería y 14 divisiones aéreas que sumaban un total de 1.700.000 efectivos, de ellos la mitad combatientes, más del doble que los alemanes.
En las fuerzas blindadas los rusos contaban con unas fuerzas iniciales de 2.715 carros de combate y 1.355 cañones de asalto. De estos últimos un 60% estaban adscritos a las fuerzas de infantería, para apoyar a estas en la penetración de las defensas alemanas. La mayoría de carros eran T34/76 y unos pocos los nuevos T34/85. Respecto a los cañones de asalto la mayoría era SU 76 y 14 regimientos fueron equipados con los nuevos ISU 122 y 152 sumando un total de 300, en artillería también los soviéticos tenían amplia superioridad. Unas 10.550 piezas de 76, 122 y 152, además de 2.300 lanzacohetes Katiuska, 4.200 cañones anticarro y unos 11.000 morteros de 82 y 120 mm. Respecto a la fuerza aérea, los soviéticos prepararon para la operación 65 divisiones aéreas que sumaban un total de 2.318 cazas, 1.744 bombarderos IL2, 655 bombarderos medios, 1007 bombardeos pesados, 431 bombardeos nocturnos y 179 aviones de reconocimiento.
Además de todas estas fuerzas, los soviéticos contaban con nada menos que 148000 partisanos en Bielorrusia que desde días antes de iniciarse la ofensiva comenzaron los ataques sobre vías férreas, carreteras y transportes en toda la zona del frente.

El día 10 de Junio el ejército rojo comenzó una ofensiva limitada en el sector de Leningrado. El objetivo, conseguir la retirada de Finlandia de la guerra y asegurar el flanco norte. Así en pocos días los rusos no repitieron los errores de la guerra de invierno y el día 21 Finlandia pedía el armisticio, al mismo tiempo, se dio órdenes a las fuerzas partisanas de Bielorrusia de iniciar la actividad. La idea era hacer coincidir el punto álgido de las operaciones partisanas con el inicio de Bagration. Pero problemas logísticos obligaron a retrasar la ofensiva 4 días y al mismo tiempo, una operación por sorpresa alemana había acabado con la mayoría de los ataques partisanos ideados por la Stavka. Los alemanes consiguieron interceptar las comunicaciones por radio con los partisanos y desactivaron la mayoría de explosivos.


Ya siguiendo el plan inicial, el día 22 de Junio, el ejército soviético inició una serie de reconocimientos de fuerza a nivel compañía a lo largo de todo el frente, con el objetivo de probar las defensas alemanas y sobre todo atraer a la mayor parte de las fuerzas alemanas a primera línea de combate para así aprovechar al máximo el masivo bombardeo artillero que sería iniciado al día siguiente. Al mismo tiempo, varias divisiones rusas atacaron al 3º ejército panzer en el saliente de Vítebsk para intentar crear brechas en la línea alemana. El 1º frente báltico atacó al norte del saliente mientras el 3º frente bielorruso hacía lo propio en el sur. La ofensiva continuó hasta el amanecer del día 23 y obligó a los alemanes a retirarse para no ser rodeados mientras eran atacados por los bombarderos IL2.

El inicio de la operación Bagration estaba preparado para las 5:00 horas del día 23 de Junio. Y justo a esa hora comenzó el que sería el mayor bombardeo artillero de la guerra. La mayor concentración se dio en los sectores de los frentes 1º y 3º bielorruso. El plan era realizar el bombardeo durante 2 horas. Los primeros 15 minutos seria de saturación sobre la línea del frente y más tarde comenzar a bombardear objetivos hasta 6 kilómetros tras la línea del frente. La idea era que el bombardeo fuera creciendo en intensidad hasta que los últimos 5 minutos se llegara al máximo teórico de cada pieza. Como media se calculó que cada pieza de 122mm debía realizar unos 160 disparos. Casi 6 toneladas de munición por pieza.
Tras el infierno de la artillería llegó el ataque de la infantería. Según los informes de los alemanes, la infantería se concentraba en grupos bien coordinados apoyados por el fuego de armas pesadas y seguidos de cerca por las fuerzas blindadas.
Mientras, en el saliente de Vítebsk, las defensas del 3º ejército panzer empezaban a desmoronarse y era claro que los soviéticos intentaban rodear la ciudad y en ella a las 3 divisiones que la defendían. El Mariscal Busch informó al alto mando alemán que era imposible resistir en la ciudad, pero estos respondieron que era imposible enviar refuerzos ya que el Grupo de Ejércitos Sur estaba esperando la ofensiva principal soviética sobre Ucrania. Y aunque e
l alto mando alemán permitiera la retirada, Hitler no dejaría retirarse más allá de las defensas de la propia ciudad de Vítebsk. Pero, en ese momento, los alemanes desconocían que el 6º ejército de la guardia ya había roto las defensas al norte de la ciudad y que Bagramian había dado orden al primer cuerpo acorazado de iniciar la segunda fase de la ofensiva, acabar de rodear Vítebsk desde el sur, el principio del fin.

Más al sur, en el sector del 4º ejército alemán, las fuerzas soviéticas no lograron un gran éxito a pesar de conseguir penetrar en las defensas alemanas. El objetivo era la carretera Moscú-Minsk que cruzaba por el sector de Orsha. La densidad de las defensas alemanas era mayor que en el resto del frente. Además en esta zona se encontraban las mejores divisiones alemanas de Bielorrusia. La 78º Sturm división con un centenar de cañones y unos 50 carros de combate. Y su flanco sur cubierto por otra bien organizada y equipada división, la 25º Panzergrenadier.

Ante este enemigo tan poderoso, el plan soviético fue preparado a conciencia. 5 divisiones de infantería soviéticas debían atacar en la zona y 3 de ellas lo harían en el sur, el área mas fortificada. Irían precedidas de una fuerza blindada de asalto compuesta cada una de 10 T34 con rodillos antiminas y a 150 metros por detrás un regimiento de carros pesados. A estos los seguirían un batallón de ingenieros de asalto y por último otro regimiento de cañones de asalto ISU 152. Detrás de todo esto iría la infantería acompañada de carros lanzallamas. La defensa alemana de la 78º división atrincherados en cada agujero del terreno y equipados con panzerfaust y MG42 consiguió detener momentáneamente la ofensiva. Aunque frente a fuerzas tan numerosas era cuestión de tiempo que estas encontraran un punto débil y poco después dos divisiones del 11º ejército de la guardia se abría camino al norte a través de un bosque y Cherniakovskiy aprovechó para enviar por allí a un grupo mecanizado y aprovechar la brecha. En ese momento Busch echó mano de las reservas y envió a la división Feldherrnhalle a tomar posiciones en el Dniéper y crear una segunda línea defensiva, algo inútil.

En el sur en dirección a Bobruisk fue el único punto donde la ofensiva se detuvo. Lo complicado del terreno junto a la defensa del 9º ejército alemán, detuvieron al ejército rojo, pero las pérdidas alemanas habían sido enormes. Así pues, Rokossovsky detuvo la ofensiva y ordenó iniciarla al día siguiente precedida de un nuevo bombardeo tanto de artillería como de aviación.
Todo iba según el plan ya que los alemanes seguían pensando que la ofensiva principal sería en Ucrania y no enviaban refuerzos.

El sector norte del ataque vería la primera victoria soviética de la ofensiva en la ciudad de Vitebsk. La noche del 23 al 24 el 4º ejército había roto las defensas del IX Cuerpo alemán llegando hasta la segunda línea de defensa de la ciudad y el 6º ejército de la guardia por su parte amenazaba con rodearlos. A las 2:45 horas se ordenó al IX cuerpo abandonar la segunda línea y retroceder al oeste del río Dvina, volando los puentes detrás de ellos. Para el mediodía del 24 la vanguardia soviética llegó a la orilla oriental del río.
Los soviéticos consiguieron rodear al ejército del General alemán Gollwitzer, este separó sus tropas para por la noche intentar escapar a hurtadillas del cerco, logrando escapar unas pocas tropas, siendo capturados 10.000 prisioneros y unos 20.000 muertos.
El Alto mando Alemán, seguía creyendo que estos ataques en Bielorrusia eran una distracción para atacar ferozmente en Ucrania, sumándose así a las órdenes de Hitler de no retirarse bajo ningún concepto.
Los ataques iniciales sobre Orsha al principio fueron repelidos, obligando a pedir ayuda a la 5º ejercito acorazado, rompiendo la línea del 78º ejercito alemán el día 25, a última hora del día 26, el 2º cuerpo acorazado rebasó Orsha por el norte y una brigada blindada completó el cerco desde el oeste. La ciudad caería la noche del 26 al 27 tras un ataque combinado del 11º ejército de la guardia y el 31º ejército.


Con las defensas del sector norte totalmente rebasadas y las líneas de los ríos Dniéper y Dvina rotas en varios puntos, el siguiente objetivo soviético era el río Berezina.  
Con la caída de Orsha el 5º ejército acorazado de la guardia recibió la orden de aprovechar la ruptura y enviar sus fuerzas al suroeste. La mayor concentración de blindados soviéticos ponía rumbo a Minsk. El Alto Mando se convenció de que no se trataba de un ataque de diversión, sino un ataque en toda regla, se empezó a enviar los refuerzos de los que el Grupo Central había sido privado un mes antes. La 5º división panzer llegó a Minsk el día 26, con la misión de detener a toda costa a los blindados soviéticos que avanzaban por la carretera Minsk-Moscú. El plan era mantener la línea del Berezina y permitir al 4º ejército retirarse a posiciones más seguras. Pero miles de soldados nazis en retirada se agolpaban en los puentes del río siendo acosados constantemente por la aviación soviética.
Tras varios combates entre el 29 de Junio y el 1 de Julio, los Panzer nazis no pudieron hacer nada y los soviéticos a costa de muchas bajas cruzaron el río Berezina por varios puntos, cercando Kotrisca y tomando la carretera Moscú-Minsk. Al final del día los soviéticos consiguieron cercar Borisov, convirtiéndose en un infierno callejero para los nazis, huyendo como ratas las pocas unidades que quedaban aprovechándose de la noche, el camino hacia Minsk estaba libre.
En menos de una semana el 1º Frente Bielorruso había destruido o capturado 366 vehículos acorazados y 2664 piezas de artillería. 50000 alemanes habían causado baja y otros 20000 habían sido hechos prisioneros. El 9º Ejército había dejado de existir y Rokossovsky ordenó al 1º Frente Bielorruso avanzar hacia Minsk, para junto al 3º Frente Bielorruso atrapar al 4º Ejército alemán y lo poco que había podido salvarse del 9º.
A finales de Junio Hitler se dió cuenta de que el ataque en Bielorrusia no era una treta de distracción, para cuando se dio cuenta, las posiciones defensivas en Minsk eran escasas, mal equipadas y desmoralizadas y para colmo los soviéticos avanzaban en tres frentes hacia la ciudad, las ordenes de Hitler fueron defender la ciudad a toda costa para evacuarla.
Misk era defendida por unos 1800 soldados a los que se le unirían 12000 más, el 5º de Panzers y el 505 de Tigers (el 8 de Julio quedaron 18 carros Panzer y la 505 destruida)

El día 3 de Julio a las 2:00 horas el 2º Cuerpo Acorazado llegó al sur de Minsk. Seguidamente la 4º Brigada acorazada montó sobre sus carros toda la infantería que pudo y avanzó hacia la ciudad atravesando las débiles defensas de la ciudad. Unas horas después el 1º Cuerpo acorazado de la guardia del 1er Frente bielorruso se unió al ataque desde el sureste. Dos días después se unirían otros 2 ejércitos soviéticos. El principal objetivo de la primera fase de Bagration había sido cumplido. 
Para aquel entonces 17 divisiones habían sido totalmente destruidas. Las bajas alemanas sumaban entonces casi 300000, la mitad de ellos prisioneros. La destrucción del sector Central supuso la mayor derrota militar alemana de la 2º Guerra Mundial. En menos de 2 semanas, el ejército rojo había destruido más divisiones y causado más bajas al ejército alemán que las que este sufrió en Stalingrado. Este enorme hueco en las defensas alemanas obligó a desplazar divisiones desde el norte y el sur, divisiones que dejaron muy debilitado la línea de batalla de los Grupos de Ejército Norte y Sur. Los soviéticos habían dado una estocada mortal.
Los planes marchaban según lo previsto por la STAVKA. Tras caer Minsk, el alto mando soviético fijo los objetivos finales de Bagration más al oeste, hacia Kaunas, Grodno, Bialystok y Brest-Litovsk. El objetivo: llegar a las antiguas fronteras anteriores a la invasión alemana.
El General Model intentó reconstruir el ejercito Alemán, pero abrió una brecha en el Norte de casi 70km. El avance soviético era imparable, las ciudades de Baranovichi y Lida caerían el día 8 de Julio, el día 7 el 3º Ejército panzer fue rodeado por el 5º Ejército acorazado de la guardia, 12000 nazis quedarían cercados en la ciudad, que cayó al final de la tarde del 13 de Julio. A Vilna le seguirían Pinsk el 14 y Grodno el 16 y se estableció una cabeza de puente sobre el río Niemen.
En el sur (Ucrania), se iniciaba la ofensiva, el ejército alemán esta debilitado por enviar refuerzos muy tardíos a Bielorrusia y desmoralizados tras las noticias de los avances soviéticos, pero aún así, las defensas alemanas en Ucrania eran numerosas (900000 soldados, 900 carros de combate, 9000 cañones y morteros y unos 700 aviones).
Los soviéticos iniciaron la ofensiva sorpresa el día 13 de Julio, pero la cantidad de unidades movilizadas era tal que los nazis los detectaron.
La ofensiva comenzó en dirección Lvov que tras dos intensos días de fuego de artillería por ambas partes, los soviéticos rodearon la ciudad de Brody y el 13º Ejército abrió una brecha que aprovecharon las tropas mecanizadas soviéticas para avanzar al norte.
Los alemanes seguían fuertes al este de Lvov, por lo que el general Harpe decidió echar mano de su reserva estratégica y envió a la 1º y 8º divisiones panzer los días 14 y 15 de Julio a intentar quebrar la ofensiva soviética, Koniev movilizó a sus blindados que aprovecharon un pequeño hueco en Koltov llegando al día siguiente a Lvov donde prosiguieron los combates de los blindados.
Los constantes avances de los ejércitos acorazados soviéticos pusieron a tiro el río Vístula, línea defensiva natural alemana.En un último movimiento ofensivo, Koniev llegó al Vístula a principios de Agosto y aseguró varias cabezas de puente en Sandomierz. Para entonces el 1º Frente Ucraniano había expulsado de la región de Galitzia a los alemanes, llevándolo a los Cárpatos y el Vístula, pero al contrario que el desecho Grupo Bielorruso mantuvo la resistencia sobre el río Vístula.

Tras esta gran ofensiva, los sovieticos concluyeron la Operación Bagration, dada la extensa línea de batalla, los sovieticos aprovecharon para abastecerse y reorganizarse, reanudando el 12 de enero de 1945 el asalto a Berlin.
La bajas alemanas se estiman en más de 60.000 muertos, 150.000 heridos y más de 120.000 prisioneros. La cifra total de pérdidas está entre 330.000 y 350.000, las bajas soviéticas fueron  150.000 muertos y 100.000 heridos.
La URSS recuperó todo el territorio anterior a la guerra y Alemania ya no sería capaz de recuperar las pérdidas. Había perdido la cuarta parte de su fuerza total en el este. Además la retirada alemana trajo consigo consecuencias políticas. Rumania y Bulgaria abandonaron el eje, privando a Alemania del preciado petróleo rumano y facilitando la entrada del ejército rojo en los Balcanes.

La guerra se ganó en la Operación Bagration, supuso el fin de la Segunda Guerra Mundial, dejando al ejercito alemán mermado y desmoralizado poniendo así en jaque el corazón de la Alemania nazi. La importancia del Día D está en Hollywood, no en la guerra.

Desde Red Comunismo, queremos hacer, en la medida de lo posible, un homenaje al glorioso ejercito rojo que liberó a Europa del Nazismo.

domingo, 31 de marzo de 2019

Disidencia Controlada ¿a quién sirve?


Antes de meternos en la cuestión del artículo, deberemos saber qué es la disidencia controlada; la disidencia controlada son aquellas organizaciones o colectivos de presunta izquierda que son financiadas y controladas por el sistema para canalizar el descontento popular hacia una respuesta menos activa y paliar posibles focos de resistencia y/o rebelión.
En el Estado Español, TODOS los partidos parlamentarios de “pseudo-izquierda” son Disidencia Controlada;  pese a las condiciones  de miseria, descontento popular, crisis sistemática, corrupción y muchos más etcéteras, ninguno llama a filas para la insurrección popular o la desobediencia, simplemente hacen brindis al Sol de medidas nulas o insuficientes para que la gente piense que hacen algo, pero esas medidas no sirven ni de parches para el sistema; por ejemplo: hacer una normativa en los ayuntamientos para que la Policía Local no vaya a los desahucios, cuando la policía local NO tiene potestad para ir a un desahucio,  ya que de eso se encarga la Policía Nacional.
El pueblo, por su falta de militancia y/o conciencia de clase, aplaude esas medidas insuficientes, llenando las salas en sus mítines en los cuales sólo sueltan pedanterías, y como siempre, no van a la raíz del problema, siempre salen con la promesa de “cambiar el sistema dentro del sistema”, o lo que viene a ser, acomodarse en su poltrona y cobrar sueldos desorbitados sin hacer nada.
La Disidencia controlada es un peligro para la lucha, son personas que aparentemente luchan en tu trinchera, pero a la más mínima cargan contra ti. No se debe dejar de luchar por todo esto, al revés, la lucha diaria es primordial para desenmascarar al oportunismo financiado y volver a los caminos verdaderos, a los caminos de la lucha de clases.

                                   Simón Guevara

jueves, 21 de febrero de 2019

El golpe de estado contra el pueblo y la clase obrera venezolana es un atentado contra todos los pueblos del mundo y contra la clase obrera internacional

De todos es sabido que las relaciones internacionales entre los Estados no se caracterizan precisamente por la defensa de los derechos humanos y la democracia, sino que la evocación de los mismos es utilizada, o intenta esconder, la defensa de intereses económicos determinados. Incluso también como justificación del uso de la fuerza militar.

Así, en su momento, el gobierno de Aznar justificó la invasión de Irak para evitar el mal mayor del uso de armas de destrucción masiva por parte de Sadam Husein. O la del gobierno de Zapatero la destrucción del Estado libio de Gadafi, pues con ello se acababa con un dictador. Ahora también el gobierno de Pedro Sánchez se une a la coalición internacional que lucha por la democracia en Venezuela dando legitimidad internacional al golpe de Estado antidemocrático de Guaidó contra la Venezuela chavista de Nicolás Maduro. 
Pero detrás de Aznar, de Zapatero, así como detrás de todos los Estados implicados en esas agresiones militares contra la soberanía de aquellos otros Estados, estaban las grandes empresas de la economía euro-occidental, necesitadas de botín de guerra para conseguir, defender o aumentar sus ganancias. Los intereses geoestratégicos y los de clase dominadora también pueden estar, y de hecho están, detrás de muchas aventuras militares, detrás de los derramamientos de sangre inocente que inevitablemente empapan las tierras agredidas.
En el caso de Venezuela confluyen todos estos intereses detrás de la pretendida defensa de la democracia y de lucha contra la tiranía dictatorial del gobierno de Maduro. Si se lograra su derrocamiento y asumiera el poder un nuevo gobierno más dócil, los EE.UU. podrían sesgar la base del triángulo maldito del Caribe formado por Venezuela, Cuba y Nicaragua además de romper con los obstáculos que el chavismo ha impuesto a la explotación de los recursos y la riqueza nacional por los capitales extranjeros.
En esta ocasión, grandes empresas españolas son los principales capitales extranjeros invertidos en Venezuela, las cuales han visto descender drásticamente sus cifras de negocio en el país hermano. Las inversiones españolas que en 2013 ascendían a unos 5.740 millones de euros, se ha visto reducidas a los 1.382 de 2016. También las exportaciones se han visto afectadas pasando de unos 540 millones de euros en 2014 a 110 millones en 2017. Y por supuesto, en esto tiene una gran responsabilidad el gobierno de Maduro en particular y el régimen chavista en general, lo que los propios venezolanos llaman socialismo del siglo XXI unos, y chavismo otros. Y es normal que los presidentes de gobierno españoles se preocupen de la economía del país, bueno, de la economía de los ricos del país, porque la economía de las trabajadoras y trabajadores ya sabemos que les traen sin cuidado.
Porque ¿quiénes son esos inversores tan españoles que toda España ha de ayudar a recuperar sus ganancias? Telefónica, Repsol, BBVA, Mapfre, Sol Melía, Zara… son los más conocidos. Conocidos no solo por sus suculentos beneficios en España durante la crisis, sino por los pocos escrúpulos que manifiestan al echar a la calle a sus trabajadores “sobrantes” y al reducir salarios y derechos a los que mantienen trabajando. ¡El Mercado manda! nos dicen. Ante este giro “golpista” del actual gobierno español del PSOE, la clase obrera, los pueblos, naciones y regiones españolas mantienen dos posturas mayoritarias: la indiferencia y el apoyo al golpe. La primera es la más generalizada, mientras que la segunda, el apoyo del nacionalismo español al golpe de estado, va cogiendo terreno. Esto ha sido así siempre.
Ahora, esta indiferencia popular, o el apoyo popular nacionalista al golpe tendrán consecuencias más nefastas para esos mismos que, o son indiferentes, o lo apoyan. Y por qué, pues porque no se trata solo de llamar al orden al representante del Capital nacional correspondiente por sus posturas nacionalistas y contrarias, por lo tanto, al libre mercado. Sino de paso, acabar con el poder popular y las conquistas que para la clase obrera ha significado el chavismo. Veámoslo con el siguiente y muy resumido ejemplo comparativo de los derechos sociales recogidos en las constituciones española y venezolana.
En la Constitución española, los llamados derechos sociales no tienen la consideración de derechos fundamentales, sino que se encuentran adscritos a los principios rectores de la política social y económica. Es decir, que la protección familiar y de los niños y niñas, el empleo, la Seguridad Social, la protección de la salud, el disfrute de un medio ambiente adecuado, la vivienda y las pensiones no son derechos fundamentales para la legislación democrática española. Sino principios rectores, principios que han de seguir quienes hacen las leyes. Leyes que dependen de los presupuestos y presupuestos que dependen de la voluntad política del gobierno de turno.
En la Constitución venezolana, en cambio, son considerados derechos fundamentales como el derecho a la vida, al libre pensamiento… pero no solo eso. Esta constitución reconoce la soberanía popular. Así su artículo 70 dice literalmente: Son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político: la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocatoria del mandato, la iniciativa legislativa, constitucional y constituyente, el cabildo abierto y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones serán de carácter vinculante, entre otros; y en lo social y económico, las instancias de atención ciudadana, la autogestión, la cogestión, las cooperativas en todas sus formas incluyendo las de carácter financiero, las cajas de ahorro, la empresa comunitaria y demás formas asociativas guiadas por los valores de la mutua cooperación y la solidaridad. Otras materias de especial interés democrático puede ser la convocatoria de referéndum consultivo que la puede realizar el Gobierno, la mayoría parlamentaria o un diez por ciento de los electores, tanto a nivel nacional como municipal. Incluyendo que todos los cargos electos pueden ser revocados por los electores.
Y ya que hablamos de referendum no podemos dejar de destacar el comportamiento del Gobierno de Maduro, con respecto al de Rajoy, ante la convocatoria de uno ilegal. En Venezuela por la oposición y en Cataluña por su parlamento. En ambas ocasiones y a pesar de las facilidades constitucionales para su celebración en Venezuela, fueron declarados ilegales por los respectivos Estados de Derecho. Pero mientras que el gobierno chavista de Maduro usó la fuerza del orden para proteger a quienes querían participar y votar, el gobierno democrático de Rajoy usó las fuerzas del orden para apalear a los votantes y secuestrar las urnas y al Poder Judicial para encarcelar o mandar al exilio a sus principales protagonistas.
Desde el Sindicato Unitario de Andalucía no podemos más que, además de rechazar las injerencias extranjeras en cualquier Estado soberano, apoyar al gobierno legal y legítimo de Nicolás Maduro. Y no porque desde la izquierda no haya que criticar algunas derivas de aquel gobierno, sino porque ante la amenaza de acabar con la revolución bolivariana, esas posibles críticas hay que dejarlas para después. Para cuando se restablezca el orden con el acatamiento a la legalidad venezolana por parte de las fuerzas golpistas y de la llamada oposición y al orden internacional que dicta la no injerencia en los asuntos internos de los Estados soberanos.
Y todo ello por dos motivos. Uno por la dimensión humana y de defensa de la vida y de la libertad de los seres vivientes que toda organización revolucionaria anticapitalista debe tener como guía. Y otro porque los derechos reales conquistados por la clase obrera y el pueblo venezolano para los pueblos y la clase obrera de todo el mundo son sólo esperanzas utópicas, objetivos democráticos a conquistar, por los que luchar. Las amenazas a Venezuela no sólo se realizan para la defensa del “libre mercado” o por razones geoestratégicas, sino que también para restaurar la libre explotación de los recursos, las riquezas y la clase obrera venezolana, pero no solo.
La Venezuela colonizada por la corona castellana luchó por su liberación y conquistó su independencia pero para caer bajo la órbita anglo-norteamericana. Y no ha sido hasta la llegada al poder del chavismo, cuando ha podido materializarse esa independencia y soberanía nacional, imponiendo limitaciones al robo de recursos y a la transferencia del capital nacional a los capitales de las grandes potencias europeas y fundamentalmente de los EE.UU. Un ejemplo a seguir por los pueblos que ansían su liberación. Andalucía fue la primera colonia europea moderna. Todo lo que en nombre del reino de Castilla hicieron los conquistadores en América lo probaron antes con nosotros. Quema de libros, prohibición del idioma, españolización a base de latigazos, cristianización a base de hogueras, desahucios y racismo, convirtiendo a quienes eran libres en siervos de terratenientes.
Y así continuamos, saqueados nuestros recursos y riquezas, convertidos en plataforma de agresión imperialista con las bases de Rota, Morón y Gibraltar, alimentando con nuestras hijas e hijos al ejército y a los cuerpos represivos del Estado como salida socorrida del paro, del hambre y de la pobreza y siendo los más pobres de los pobres de España y los más afectados por la rapiña sobre nuestra riqueza social de las grandes compañías, por los grandes capitales, tanto españoles como de las grandes potencias.
Por todo esto quieren acabar con la República Bolivariana de Venezuela, tanto por sus logros como por el ejemplo de liberación que supone a los pueblos del mundo y a la clase obrera internacional.
Vivan Andalucía y Venezuela libres por sí, por los pueblos y la humanidad.
Miguel Cano
Secretario de representación del Sindicato Unitario de Andalucía

martes, 11 de septiembre de 2018

Entrevista al Colectivo Obrero del Estado Español


A petición de los y las camaradas del recién formado colectivo C.O.E.E. (Colectivo Obrero del Estado Español), reproducimos a continuación la entrevista que les realizamos recientemente, para su promoción y difusión.
1.   ¿Qué o quién es C.O.E.E?
C.O.E.E. es un colectivo de recién formación de jóvenes a lo largo del Estado Español, nos unimos y organizamos entre nosotrxs al sentirnos huérfanxs de partidos y/o asociaciones de carácter de “izquierda” y nos fijamos en modelos similares en países de América Latina.
2.   ¿A raíz de qué os ponéis en contacto con nosotros/as y para qué?
Conocimos la existencia de @RedComunismo a través de compañerxs de colectivos americanos y nos pasaron vuestro correo para escribiros, dada vuestra repercusión tanto aquí como allí, y al leer vuestro blog y ver la parte de formación del mismo, nos pareció buena idea ponernos en contacto con vosotrxs y así que se sepa que la juventud combativa española se está organizando fuera del tablero partidista establecido por el capitalismo y ante el auge del fascismo en el Estado Español.
3.   Lo que nos llamó la atención de vosotros/as es que, pese a que sois jóvenes, estáis fuera de todas las redes sociales ¿debido a qué?
Para nosotrxs, las redes sociales son un medio más de manipulación y control de la población, que reduce la lucha a un hipotético mundo virtual que en nada repercute en el mundo material real. Además hay muchos colectivos, partidos, asociaciones.., que publican cualquier acción que realizan para darse a conocer más; es verdad que es un buen medio de “publicidad”, pero también pensamos que si publicas esas acciones o lo que sea, te expones y das “información” innecesaria al enemigo. Nosotrxs realizamos siempre acciones en el mundo real porque esa es la única forma de cambiar nuestra realidad material y no otra, y no necesitamos publicidad complementaria porque nuestra lucha no es de meritocracia ni de alimentar egos individualistas y mucho menos de reducir a fotos a Instagram, Twitter, Facebook… Necesitamos comandos, no bots, necesitamos acciones, no hastags.
4.   Nos parece muy importante y necesarias esa energía y ganas que le ponéis. Antes habéis comentado que os llamó la atención nuestra sección del blog de formación, que es muy básica, ¿por qué?
Como ya dijimos en la anterior pregunta, la juventud está muy perdida y manipulada, su lucha se reduce a subir en seguidorxs y hacer hastags; nuestro colectivo es obrero, hay camaradas marxistas-leninistas, como también hay camaradas anarquistas,  que luchamos codo a codo por una juventud organizada y combativa. Para eso se necesita una formación en sindicalismo, feminismo de clase, obrerismo, anarquismo..., en definitiva, todas las líneas obreristas, para así poderlas llevar a cabo. Nuestro colectivo apuesta por la formación colectiva para llevar esa praxis a la realidad material.
Sin formación no hay organización, sin organización no hay lucha y sin lucha no hay victoria, y sin victoria estaríamos condenadxs como hasta ahora, en vivir en un sistema capitalista con democracia burguesa o peor, en un régimen fascista.
5.   ¿Por qué consideráis que la juventud de vuestra generación y las venideras están tan inmersas en RR.SS? ¿Qué diferencia veis respecto a las anteriores generaciones?
Como ya hemos comentado, nuestra generación y las siguientes viven inmersas en las RR.SS., impidiendo ver y luchar contra la realidad, el capitalismo. La razón por la cual viven así, aparte de la manipulación de los medios de desinformación, es también  por la acción de la llamada disidencia controlada, esos partidos que se autoproclaman de “izquierda” pero que solamente hacen el juego al sistema y a lo que dictan los poderes del imperio, como por ejemplo, las políticas identitarias.
En las anteriores generaciones, las personas interesadas en el movimiento obrero se formaban a nivel individual leyendo, pero también a nivel colectivo, como por ejemplo, en asociaciones, partidos… y era una formación muy lenta pero sólida; eso ayudaba a crear lo que siempre se ha llamado “militante”,  que es aquel que se formaba y podía formar al siguiente; en cambio, en la actualidad, con las RR.SS. generan individualismo y aislamiento físico real, que se traduce en una inexistente lucha y actuación en la práctica, como por ejemplo, en las RR.SS. hay muchas vidas y personajes inventados, que cuando cierran sesión dejan ese personaje y actúan de forma opuesta o contradictoria. Por otro lado, los autodeterminados partidos de “izquierda” también anulan cualquier forma de participación en política de las juventudes, se reducen en visitas guiadas por la ciudad,  “manifestaciones” o votos, incluso reduciendo la vida política a adherirse y no involucrarse en política, sin saber el transfondo de esa acción o partido;  como consecuencia nos vemos como una generación, a efectos prácticos, con dificultades al no saber nuestra propia historia de lucha de clases. Nuestro colectivo intenta NO romper con las generaciones anteriores y así recoger su testigo de lucha.
6.   ¿A qué os referís con no romper con las generaciones anteriores si os autodefinís cómo colectivo de jóvenes?
En nuestro colectivo sí somos jóvenes, pero no nos cerramos a que pueda involucrarse cualquier persona de cualquier edad, ya que somos obrerxs y no podemos denegar la participación por cuestión generacional de nuestra clase social, al igual que tampoco hacemos distinción por raza, sexo, género… a lo que nos referimos es que nuestro colectivo SI tiene memoria histórica y sabemos que estamos en deuda con todas aquellas personas que lucharon por nuestra clase, y por supuesto agradecemos a todxs lxs camaradas que aportan a esta lucha. No sólo nos referimos a lxs que lucharon en la Guerra Civil o en la clandestinidad durante el régimen de Franco, sino también lxs que lucharon antes como la revolución cantonal y después como luchas de los 80, 90 o incluso los 2000.
Como dijo el camarada Rodolfo Walsh,  ”nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes y mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores: la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan. La historia parece así como propiedad privada cuyos dueños son los dueños de todas las otras cosas”.
7.   Antes nos comentasteis que nos conocisteis a través de camaradas latinos, ¿Cómo es que tenéis esos lazos de amistad con América Latina y por qué?
Dado a las luchas obreras en América Latina referentes para nuestro colectivo, como por ejemplo Cuba, Venezuela, Nicaragua…, y la importancia de practicar el internacionalismo proletario, decidimos aunar las fuerzas con nuestrxs hermanxs latinxs y así luchar juntxs por la liberación de nuestra clase.
Los colectivos hermanos son también de reciente creación pero sin abandonar la lucha dentro de partidos y organizaciones sindicales que allí sí funcionan de forma real y práctica y no de forma testimonial y simbólica como aquí en Europa.
8.   Para finalizar, ¿Cómo pueden ponerse en contacto con vosotros/as quienes quieran información sobre vuestro colectivo?
Pueden escribirnos al siguiente correo: colectivoobreroee@gmail.com para informarse o formar parte de nuestro colectivo.
Muchas gracias por esta entrevista, camaradas, muy enriquecedora vuestra aportación, Saludos Revolucionarios.
Gracias a vosotrxs por cedernos este espacio en vuestro blog, Nos vemos en las calles.



domingo, 8 de julio de 2018

Un fantasma que recorre Europa Parte 1


El fantasma que recorre Europa en estos momentos no es el mismo que a mediados del Siglo XIX y principios del XX, no, este es un engendro del capitalismo: el postmodernismo.
El postmodernismo es la base de la disidencia controlada (la disidencia controlada son aquellas organizaciones o colectivos de presunta izquierda que son financiadas y controladas por el sistema para canalizar el descontento popular hacia una respuesta menos activa y paliar posibles focos de resistencia y/o rebelión), manejada por burgueses o lumpen burgueses disfrazados de obreros.
Este fantasma es muy peligroso, ya que se disfraza de lucha obrera por intereses económico-burgueses, parte de verdades pero las tergiversan para llevarlas a sus rediles.



Esta segunda ola de postmodernismo reaparece con la crisis capitalista actual: la clase obrera empezaba a organizarse, a salir a la calle, en definitiva a luchar, pero esto el capitalismo no lo podía permitir, el sistema estaba débil, cualquier acto revolucionario contundente podría tumbarle, y había organizaciones dispuestas a ello, pero, por desgracia, en todos los movimientos obreros, existen individuxs, que se venden a cambio de dinero, fama, protagonismo…
A día de hoy, el falso feminismo, la falsa lucha, la titulitis… está al día de la lucha obrera, el feminismo que en vez de reclamar igualdad y luchar por ella, se dedican ridiculizar a lxs feministas de verdad, ver a sus referentes subvencionadas por el capitalismo y atacar a los hombres feministas por simplemente tener pene.

Partidos Políticos de supuesta izquierda, que reniegan de la bandera tricolor y/o la bandera roja, criticando al “régimen del 78” pero sin mencionar el régimen del 39, pidiendo la libertad de presxs “políticxs” en otros países renegando de los del Estado Español. Criticando la figura del militante formal, aupando al fan político, cortando la transmisión de lucha generacional, con mensajes llamando al voto pero no a la lucha.

 Las calles están vacías, la clase obrera desorganizada, la lucha se basa en hacer hastags o firmas por change.org; la verdadera izquierda, perseguida y encarcelada, cada día está más dispersa, más marginada, más señalada. Señalada por aquellxs que ellxs creían sus camaradas, sus compañerxs de lucha, de trinchera, pero sólo eran unxs oportunistas con ansias de fama, dinero y/o ego, ya no son necesarixs lxs topxs o secretas.

Fascistas encubiertos bajo la bandera del izquierdismo, neoliberales envueltos en la bandera roja, socialdemócratas liderando luchas obreras, empresarios disfrazados de hippies en luchas sindicales: así es el fantasma que en el siglo XXI recorre Europa, el fantasma de la lucha según mande y dicten los medios de manipulación y los poderes fácticos disfrazados de izquierda, los que ridiculizan y señalan a lxs militantes de partidos obreros de verdad, los cuales sólo por pertenecer les encarcelan, presxs políticxs antifascistas que llenan las cárceles desde 1939, torturadxs, a miles de kilómetros de sus casa, familiares, sin acceso a la asistencia médica, en definitiva, asesinadxs por el Estado.



Un fantasma que al ridiculizar y señalar a la verdadera izquierda, aúpa al fascismo, ese fascismo que ya sale en las manifestaciones del 1º de Mayo, luchas sindicales, ese fascismo que se disfraza de niños buenos que nunca han roto un plato, subvencionadxs por empresarios que añoran la época franquista.

Estética moderna, dilataciones en las orejas… maquillaje y más maquillaje para esconder esa sucia esvástica manchada de sangre obrera y republicana.


A día de hoy vemos como organizaciones fascistas en Europa crecen, entran en los parlamentos, son elegidos, dan golpes de estados, perpetrados por Cerdos capitalistas como George Soros, simplemente por ganar más dinero.



Organizaciones despolitizadas, luchas sin objetivos revolucionarios… así es como el fantasma campa a sus anchas por Europa, un fantasma que no se esconde: un fantasma llamado Capitalismo.

Simón Guevara, para Red Comunismo